Me había quedado dormida en la entrada de una casa con jardín. Yo estaba del lado de afuera, contra la puerta de vidrio que daba a la cocina.
Sentía que había algo. Dormida, lancé un par de gritos y "eso" se movió. Desperté y vi que era un oso. Entré rápido, pero el oso supo abrir la puerta para entrar también.
Fui subiendo por la escalera de la casa y cerrando todas las puertas que dejaba atrás. El oso las abría todas.
Llegué a una habitación y le grité a alguien que estaba en otro cuarto.
Salió Bryan Adams de una de las habitaciones, corrieron afuera y desde el muelle se tiraron al lago. El oso se tiró también.





lo de las posibilidades infinitas me marea un poco, sí
pero menos mal, viste.
porque de tanto caerme al agua, aprendí a nadar
y el afuera siempre lo tengo ahí
por si hay que desaparecer
y mi ropa de ser invisible está para lavar.


bgsound: en círculos - rosal

También estoy en

flickr instagram y hago historietas en Profiteroles