no te puedo ofrecer todo eso, pero tengo una ventanita hacia la nada.
vení, mirá

2 comentarios:

jesus dijo...

Me asomé y , de repente el vértigo que sentía se alivió en parte al ver otra ventana : la tuya.
Saludos.

sinesteeesia dijo...

bueno, pero no te asomes demasiado, a ver si te caés...

También estoy en

flickr instagram y hago historietas en Profiteroles