invité a la Yo de 1992 a merendar. tuve que disolver todos los grumos de chocolate para que se decidiera a tomar la leche. hablamos un poco de la vida y me contó de sus planes para el futuro:

- voy a ser bailarina y veterinaria
- las dos cosas?
- sí, y voy a trabajar en un zoológico, con los animales
- yo trabajé en un zoológico
- en serio?? - dijo, abriendo los ojos como dos huevos fritos.
- ahá, un verano, viajando por Bolivia... caí ahí casi de casualidad. era un refugio en realidad, les di de comer a los animales, jugué con ellos...
- guaaaau! - hizo una pausa para sorber ruidosamente lo que quedaba en la taza - cuando sea grande quiero ser como vos - y se limpió los bigotes de chocolate con la manga del vestido.