la gente que habla dice: "el que busca, encuentra"
pero otra gente, que también habla, dice lo siguiente: "las cosas aparecen cuando dejás de buscarlas".
yo digo: por qué no se ponen de acuerdo y me dicen si me pongo a buscar o me quedo sentada esparando que mis cosas perdidas bajen del cielo de los extraviados??
ya que no se puede depender de lo que digan las personas "decidoras de frases célebres", me veo en la necesidad de hacer un balance personal.

durante el último mes me di el lujo de perder varios objetos de escaso valor económico, pero de un alto alto valor afectivo y/o/u funcional. busqué, busqué en lugares donde sabía que no iban a estar, volví a buscar donde ya había buscado, le eché la culpa a otros ("para qué te llevaste mi guía T de Capital a Bahía Blanca?!?!?"), me autoconvencí con el "de casa no salió", e incluso recibí reemplazos de dichos objetos. mientras tanto, salí a la calle con las manos desnudas y vagué por la ciudad adivinando la ubicación de las paradas de colectivos.

desde hace aproximadamente una semana (cuando ya había dejado de buscar hacía un tiempo), no sólo vengo encontrando los objetos perdidos, emitiendo un sonoro "aaaah, sí, acá había quedado!", sino que además encontré cosas que ni sabía que estaba buscando:

· mi anillo de mostacillas
· fotos desaparecidas
· el vestido de cumpleaños más supercopante
· dinero abajo de la cama*
· la guía T extraviada
· el celular**
· un libro olvidado
· una vieja cajita musical
· mi microfibra negra para dibujar

conclusión: no la hay.

* aclaración: abajo de mi cama podrían encontrar el eslabón perdido
** hasta que descubrí que lo tenía en la mano.

bgsound: serenata mariachi - les luthiers