excesos



noches de viernes por la noche de excesos: de exceso de música a decibeles peligrosamente altos, de lucecitas de colores, de vergüenzar públicamente, de bailar, de bailar mal, de filosofar sobre la vida amorística la gente, de reírse por razones aparentemente desconocidas, de hablar gritando, de gritar gritando, de poco dormir, de tragos que llevan nombres de bandas de rock que llevan nombres de tragos, de servilleteros voladores. Excesos de viernes que conducen indefectiblemente a un sábado....cargado de más excesos: de dormir más tiempo del que estoy despierta, de bostezar más de lo que parpadeo, de olor a cigarrillo, de agua, de hidratos de carbono, de confusión espacio-temporal.

Hoy dormí con un pijama de ositos en la misma habitación donde hace varios años tomábamos la merienda mirando dibujos animados... y como dice Liniers...

bgsound: el zumbido que escucho desde que me levanté